Floresta y su mundo
SITIO OFICIAL
Martes 17 de Octubre de 2017

Mundo Tuerca

 

Floresta y su mundo

 

Una de las principales causas de muerte en Argentina es la imprudencia a la hora de conducir un vehículo, y según las estadísticas, el 90% de los accidentes que se producen son por errores humanos. La alta velocidad, distracción o el alcohol en sangre son los factores más comunes en este tipo de siniestros.
Para prevenir y reducir estos hechos de los que lamentablemente ya nos hemos acostumbrado a ver como algo común en las noticias, y para peor, de los que pensamos que estamos exentos, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires presentó hace 10 días un Programa de Promoción de la Seguridad Vial. El objetivo del proyecto es concienciar a través de folletos explicativos, la importancia de pensar antes de poner en marcha un coche: colocarse el cinturón de seguridad, no conducir cuando se haya bebido, respetar las señales de tránsito y las velocidades estipuladas, no hablar por celular mientras se maneja, son algunas de las recomendaciones que conforman el Plan Integral de Seguridad Vial. Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con Emiliano Baloira, director del RUIT (Registro Unico de Infractores de Tránsito) sobre esta problemática.
-¿Con qué herramientas cuentan para llevar adelante el Programa?
-Sacamos un manual único para toda la provincia, que sirve para aquellos que van a sacar la licencia de conducir, unificando criterios básicos. Presentamos un programa de concientización vial en las escuelas y ya llevamos más de 320 establecimientos educativos.
-A partir de la implementación de esta campaña, ¿bajó el índice de accidentes, los conductores con nivel de alcohol en sangre…?
-Hemos profundizado el eje del control a partir de varias consignas. Una, la radarización de todas las rutas provinciales, fiscalizando y controlando las velocidades máximas. Además, presentamos un programa que se llama Corredores viales libres de alcohol, donde se involucra a todos los municipios para profundizar los controles. Y sí, tuvimos una disminución de los accidentes gracias a estas normativas.
Pero no todas las víctimas de accidentes de tránsito se producen por manejar alcoholizado o a altas velocidades, sino que existen otros factores que, Jorge Omar Del Río, ex piloto y hoy responsable de una escuela de manejo avanzado, me numeró en una charla que mantuvimos.
-Jorge, las estadísticas indican que 22 personas mueren por día en accidentes de tránsito. Desde tu experiencia, ¿cuáles son las soluciones para disminuir este índice?
-Gran cantidad de los accidentes son por decisiones, actitudes, maniobras y situaciones límite que producen los mismos conductores que a veces se ponen en una situación de emergencia sin darse cuenta, y cuando lo notan, reaccionan con acciones que no son las convenientes para el control del vehículo en ese momento. Esto tiene que ver porque muchos conductores no tuvieron la oportunidad de aprender conocimientos y técnicas que le permitan mantener el control del vehículo ante cualquier circunstancia. Los cursos de manejo avanzado que nosotros realizamos hace 11 años apuntan a eso, a darle esos conocimientos. Muchas veces los accidentes se provocan por errores de coordinación entre conductores que están en un mismo espacio, y es cuestión de que apliquen ambos una cuota de sentido común para evitar los riesgos. Y si vos le preguntás a cada uno, concientemente, no haría la maniobra que estaba haciendo en ese momento, pero es como un impulso inconciente, que a veces por ganar un lugar en una larga fila india en una autovía, o por querer pasar en una bocacalle, o por querer entrar primero en una rotonda, se producen estos incidentes. Hay un número de actitudes que se han vuelto hábito cultural de los conductores, y contra todo eso hay que trabajar y tratar de comprender que como estamos no podemos continuar. Necesitamos que la sociedad encare las cosas de otra manera para disminuir este problema. Fundamentalmente hay que tomar conciencia de que uno está al comando de un objeto mecánico y que éste sólo va a ir a donde lo lleven las maniobras que se realicen; el vehículo no va a resolver nada por su cuenta por más elementos que tenga. Entonces el conductor es el responsable de asegurar su seguridad, de quienes lo acompañen y de quienes lo rodean.
-Siempre que se trata este tema, se dice que hay una importante falta de educación…
-Realmente es así. Habría que tratar de hacer llegar y transmitirles la mayor cantidad de información a todos conductores, y a quienes van a ser conductores. Hoy en día se ha sancionado una nueva ley de tránsito que tiene muy buenos conceptos en cuanto a la idea, y que daría excelentes herramientas para evitar accidentes, pero está resultando largo y engorroso aplicarla en todo el país. Si pudiéramos lograr que los conductores pudieran acceder a una capacitación, y que luego estén controlados por una autoridad competente para asegurarnos de que hay una masa de conductores capacitados, eso sin duda sería un gran avance. Y si te fijás, empieza a haber una evolución en las personas que tienen acceso a la información. Cuando la persona comienza a tomar noción, a través del conocimiento, lo que implica estar al mando de un vehículo, comienza a tener una actitud de protección, cuidado, conservación; comienza a utilizar el cinturón de seguridad de forma permanente y no como hecho aislado. Hay que seguir trabajando y colaborando para bajar el índice que hablábamos al principio, que es muy alto y triste.

Espero que estos conceptos de dos profesionales en la materia te hayan servido para la próxima vez que te pongas frente al volante de tu auto. Por el bien tuyo y el de todos.

Autor: Diego www.argentinaenauto.com

 

 

 

 
Floresta y su mundo
 
Floresta y su mundo

Anunciantes

anuncio
anuncio
anuncio mail
Valid XHTML 1.0 Transitional © 2008 Floresta y su Mundo - (+54 11) 4674-6871 - mundofloresta@gmail.com - Diseño: Latir