encabezado_vet

link_a_guia

perroCoronaviridae es el nombre de la familia en la que se agrupan una cantidad de virus, entre los que figuran algunos patógenos causantes de enfermedades en mamíferos y aves.
Tanto perros como gatos pueden padecer enfermedades causadas por coronavirus, pero se trata de otros integrantes de esta familia, no del agente causal de la enfermedad respiratoria que tanto nos preocupa en este momento.
La coronavirosis canina es una enteritis muy contagiosa que puede afectar a perros de cualquier edad, pero generalmente los más susceptibles son los cachorros. La transmisión se produce por contacto del animal sano con la materia fecal del animal enfermo.
Como dije, es muy contagiosa, y en gran cantidad de los perros contagiados, la enfermedad presenta un curso subclínico, prácticamente sin síntomas. En otros, la enfermedad se presenta en forma aguda, con un cuadro de diarrea que puede ser leve y acuosa, o puede presentarse en forma más severa incluso con la presencia de sangre en la materia fecal. En algunos casos, la diarrea puede ir acompañada de vómitos. En los casos leves, la sintomatología suele ser inespecífica, pudiendo confundirse con enteritis de otros orígenes. Los casos más graves pueden confundirse con parvovirosis. Generalmente produce fiebre más bien baja, o no la produce.
La mortalidad de ésta enfermedad es mucho más baja que la de la parvovirosis.
En los felinos también el coronavirus puede producir cuadros de enteritis que generalmente afecta a los gatitos bebé de entre 4 y 12 semanas de vida, en ellos puede provocar diarreas agudas a veces con sangre.
Otra enfermedad de los felinos causada por un coronavirus es la peritonitis infecciosa (PIF). Se trata de una enfermedad sistémica con síntomas tales como anorexia, pérdida de peso, decaimiento, mucosas pálidas causadas por anemia, puede presentar fiebre, y puede haber derrame de líquido en la cavidad abdominal o en el tórax en la forma llamada húmeda de la enfermedad,mientras que en la llamada forma seca se producen lesiones en diferentes órganos.
En algunos pacientes tiene un curso agudo, mientras que en otros su evolución es crónica pero en ambos casos el pronóstico es malo.
En cuanto a la vacunación, existen vacunas para la coronavirosis canina que se encuentran incluídas en los planes sanitarios que se realizan rutinariamente a todos los caninos a partir de los 45 días de vida. También existe vacuna contra la peritonitis felina cuya administración resulta un tanto dificultosa pues es intranasal y su eficacia aún sigue siendo discutida.
Como siempre, ante cualquier duda consulte con su veterinario.
Hasta la próxima.


.......

® Nota publicada originalmente, en la edición de Marzo 2020 de la Revista Floresta y su Mundo