Tonalidades

link_guia

¿De qué manera sentís que te vinculás con los demás? ¿Cuál dirías que es tu estilo? ¿Lo reconocés?
Es querellante… Quejoso… Imperativo… Pacificador… Sumiso…? ¿Indiferente? ¿Demandante? ¿Comunicativo?

rostrol   Todos nos vemos afectados por diferentes situaciones. Todos experimentamos sensaciones, emociones, seamos conscientes de ello o no. En otro artículo de esta revista traté ya esto en enero de 2019.

   Hablé de nuestra disponibilidad emocional, de las ventajas de poder conocer y gerenciar nuestras emociones y de poder reconocer cuándo hay fijeza: por ejemplo, responder con enojo ante cualquier situación y con cualquier persona.

   Me gusta la imagen de una paleta como la de un pintor, sólo que en vez de colores, de lo que se trata es de emociones. Considero que es muy enriquecedor poner tonos en nuestra paleta, aumentar la gama de matices emocionales.

   Si podemos reconocer cada matiz y adecuarlo a cada circunstancia... Poder saber por ejemplo, si es miedo y lo represento con enojo. Si tengo angustia y en vez de llorar, grito. Además, poder discernir de dónde proviene ese malestar. Tal vez una situación soportada en el trabajo luego es descargada en una escena hogareña. A veces, frustraciones de larga data se portan tiñendo monocromáticamente la vida.

   ¿Por qué hablo nuevamente de este tema? Porque me interesa ponerlo en contexto. Vivimos un momento inédito marcado por la sorpresa y la incertidumbre. Época de estados alterados. Nada es lo que era. Nadie es igual a cómo lo era antes.

   ¿En medio de esto, cómo te sentís? Qué dirías acerca de tu día a día durante la pandemia y el aislamiento? ¿Por qué situaciones atravesás? ¿Y de qué modo lo hacés?
   Me parece interesante hacer un trabajo personal de toma de conciencia y observación para poder registrar si tu tono es flexible, esto es, si se va modificando con cada circunstancia o queda fijado.

   Te recuerdo que tono es la capacidad de las fibras musculares para modificar su elasticidad. Si es elevado, podremos enfrentar un esfuerzo, correr el colectivo o bailar. Pero si de lo que se trata es de descansar y dormir necesitamos aquietarnos y que nuestro tono sea medio o bajo. Con esto quiero decir que podemos regular nuestro tono muscular y – por ende- el psicotono.

   De eso trata la Eutonía: de la regulación tónica para usar el tono adecuado a cada circunstancia y poder así realizar con menos esfuerzo las actividades y poder cuidarnos.

   Cuando digo observación, me refiero a desarrollar un observador interno-vos mismo - para prestar atención a tu cuerpo, a tu ánimo, a tus reacciones. Pero sin juzgarte, porque no se trata de exigencia despiadada sino a verte, sentirte en contexto. Y en este contexto tan particular del que hablamos, poder registrar qué necesitás, si podés permitirte sentir y mostrar tus puntos o momentos vulnerables y respetarte. Si podés reconocer tus aspectos fuertes y tus capacidades y apelar a ellos para brindar a vos mismo y a los demás, bienestar.
Observá si tu descanso se ve perturbado. Si fuera sí, qué creés que podrías hacer para estar mejor.

   ¿Cómo despertás por la mañana? Registrá qué perspectiva tenés del día, si sentís angustia o podés planificar diferentes actividades que te hagan sentir bien.

   ¿Cómo transcurrís tu día? ¿Cuál es tu tendencia? ¿Estar sobreinformado o manejás la información en forma razonable? Sabemos que no se puede estar desinformado, pero la sobreinformación ocasiona consecuencias poco saludables.

   ¿Te relacionás con gente? Actualmente hay una proliferación de plataformas y medios de comunicación (Zoom, Skype, Google Meet, Salas de Messenger, Video llamadas x Whatsapp, etc.)

   Hay quienes las utilizan por motivos laborales, de estudio o sociales. En tanto, otros, permanecen aislados o se sienten inseguros por desconocer su implementación. Esta época nos trajo también la ocasión de aprender cosas nuevas. Siempre considerando los límites, ya que está comprobado que la virtualidad, cansa. Pero, es recomendable que las personas puedan no perder la vinculación con los demás, aunque sea de un modo virtual y breve.

paleta   Se impusieron los encuentros, festejos, cenas mediados por la pantalla.

   Nuestra forma de comunicarnos cambió. Si lo tenemos en cuenta, si no nos aferramos melancólicamente a lo que teníamos y ya no, tendremos la posibilidad de aprender y aprovechar estos nuevos recursos y modalidades. Hay una comunicación que es primordial, la que establecemos con nosotros mismos para registrar la calidad de nuestro estar y los tonos de nuestro sentir.

....

Facebook: Nora Lapresa

Notas anteriores:
01 - Abril 2020 - OTRA MANERA DE RESISTIR
02 - Mayo 2020 - MANTENIENDO EL EQUILIBRIO
03 - JULIO 2020 - ACERCA DEL OLFATO

04 - SEPTIEMBRE 2020 - ENTRE EL RUIDO Y EL SILENCIO

......
® Revista Floresta Web - Octubre 2020

link_contacto