encabezado_dengue

En el marco de la pandemia por el Coronavirus se masifican los casos de Dengue con preocupante velocidad en la CABA. El 2016 fue el año de la advertencia desoída por el Gobierno porteño. La mortal combinación con Coronavirus. Las estrategias para combatir la epidemia y la falta de políticas públicas en la Ciudad más rica del país.

mapa_dengue

En enero de 2016, mientras transitaba mi segundo mandato como Comunero, junto con un grupo de vecinos de la Comuna 10, presentamos un informe sobre los casos de personas con Dengue que aparecía en los barrios de la comuna. A partir de allí la Junta Comunal de la que formé parte siempre hizo un seguimiento del tema y elevamos nuestra preocupación al gobierno central. Y ahí encontramos evidenciada la falta de políticas públicas que el Gobierno de la CABA tenía para la prevención y el control del Dengue.

Por aquel entonces advertimos la peligrosidad de la expansión de esta infección. Pero no fuimos escuchados. O al menos no lo suficiente. Ni nosotros, ni tantos otros colectivos de personas que alzaron la voz y advirtieron sobre lo que hoy es una epidemia que, en combinación con la pandemia del coronavirus, se vuelve mortal. El mosquito aedes aegypti –el que trasmite la enfermedad- con una autonomía de apenas 100 metros, está diseminado por muchas de las calles y de los barrios de la ciudad más rica del país y recién en los últimos días se empezó a fumigar de manera más fuerte.

Luego de 2 años de una aparente desaparición, en el 2019 el Dengue vuelve a aparecer con fuerza y hoy ya está creciendo de manera exponencial en todo el país. En la Ciudad de Buenos Aires, en lo que va de 2020 se confirmaron 3.173 casos. Aunque las 15 comunas registran casos, la más afectada sigue siendo la 4 (Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya), la 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano), la 1 (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución), la 7 (Flores y Parque Chacabuco) y la 10 (Floresta, Monte Castro, Velez Sarsfield, Villa Luro, Villa Real y Versalles).

Solo en la semana del 29 de marzo al 4 de abril se registraron 590. Para esta altura del año, en 2019 hubo apenas 29. En una entrevista que el diario Pagina 12 le realiza a Leonel Tesler, médico sanitarista y presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria (FSS) afirma que: Desde 2016 (año de la última epidemia de dengue en Argentina), prácticamente no tuvimos acciones sistemáticas para la prevención organizadas por el Estado nacional, provincial o de la ciudad”.

Según el boletín epidemiológico del Gobierno porteño, el aumento de casos de dengue entre 2019 y 2020 fue exponencial. Durante las primeras 14 semanas del año pasado, se registraron sólo 29 casos y 15 de ellos tenían antecedentes de viaje a zonas de riesgo. En lo que va de este año, hay un total de 3.173 casos confirmados y sólo 276 tienen antecedentes de viaje. Hace unos días una mujer de 69 años murió en el Hospital Penna y van 7 víctimas fatales.

La situación esta descontrolada. Si bien el rebrote es a nivel nacional la situación en la Ciudad es altamente más preocupante que en el resto de las provincias. La expansión del mosquito y la densidad demográfica del distrito es una combinación explosiva en connivencia con el Coronavirus.

La Ciudad desbordada

Un triste pero veraz ejemplo para dar es lo que ha sucedido con una vecina del barrio de Velez Sarsfield en la Comuna 10, testimonio publicado en el portal de noticias “Nadie nos ivito”. Dice la vecina: “Mi nombre es Laura, tengo 56 años y hace 20 vivo en Cesar Díaz y Cervantes, barrio de Vélez Sarsfield. En diciembre vi mosquitos aedes aegypti, descacharré mi casa, avisé a mis vecinos y llamé al 147. No pasó nada. El 3 de marzo me infecté de dengue.” Hasta el viernes 11 de abril el hospital Velez Sarsfield, en colapso absoluto, ni siquiera tiene reactivos para diagnosticar Dengue.

 

mosquito_dengueAsí las cosas y ante la falta de políticas públicas por parte del gobierno de la Ciudad, en el mes de marzo, se presentó un proyecto de ley en la Legislatura para declarar, por el término de un año, la Emergencia Sanitaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como consecuencia de la epidemia de dengue. El legislador del Frente de Todos, Javier Andrade, explica el proyecto: “Estamos ante una situación de alarma. Algo que preocupa ante esta situación de brote es que esto llega en el momento en que todo el sistema de salud está ocupándose del coronavirus, y concentra a todo su recurso humano y esfuerzo sanitario en ello, mientras el dengue avanza”

En los barrios los comuneros también atienden la desbordada situación con los pocos recursos con los que cuentan y ejerciendo presión para dar mínimas respuestas a la situación. En la comuna 7 por ejemplo, los miembros de la Junta Comunal por el Frente de Todos afirman: “El Gobierno de la Ciudad no hizo ni fumigación ni tarea de prevención alguna el invierno pasado, y hemos llegado a esto. Por eso hemos instado al Presidente de la Comuna a hacer algo concreto en la coyuntura más allá de las campañas de descacharreo comenzadas en verano. Se consiguió armar el canal para que el Instituto Pasteur visite el domicilio de las personas afectadas por dengue para ayudar en descacharreo y eventual fumigación.”.

En este escenario se hace indispensable e imprescindible un ámbito de encuentro en las comunas para el seguimiento y el abordaje del día a día. Una especie de comité de emergencia que convoque a todos las instituciones y actores comprometidos a trabajar contra este flagelo.

 

(*) Leonardo Farías es titular del Centro de Estudios para el Desarrollo Territorial (CEDET). Ex comunero.

Nota publicada en Agencia Paco Urondo: www.agenciapacourondo.com.ar